Historia

Hi-Tech Prosthetic fue fundada por el protesista certificado Frank I. Ucrós en el 2001, fue establecida en el pueblo de Aguadilla ante la necesidad de los pacientes de esta zona para obtener los servicios. Desde sus inicios, la compañía se ha enfocado en brindar servicios especializados en el campo de las prótesis y ortesis pre-fabricadas o a la medida.  Nuestra intención es devolver a los pacientes que han tenido una amputación o requieran de algún equipo ortótico la capacidad de ser independientes y mejorar su calidad de vida. Nuestra cuenta con BOC Facility Accreditation.

Contamos con un Protesista certificado por el American Board for Certification in Orthotics and Prosthetics y por el Board of Orthotics and Prosthetics Certification, dos asistentes de Protesista certificado por el American Board for Certification in Orthotics and Prosthetics y un Pedorthista certificado por el American Board for Certification in Orthotics,Prosthetics and Pedorthist. 

Misión

La misión de Hi-Tech Prosthetic, Inc. es que mediante nuestros productos y servicios de óptima calidad podamos devolverle a nuestros pacientes la capacidad de rehabilitarse y realizar actividades a las cuales se encontraban limitados.  Destacando el hecho de que cada paciente requiere un servicio único y por ende requiere un producto personalizado, adaptado, ajustado a sus necesidades.

Visión

Hi-Tech Prosthetic, Inc. logrará un posicionamiento importante en la mente de nuestros pacientes.  Lo que permitirá el desarrollo de cambios radicales en las actitudes y comportamientos de los mismos.  El ser deshabilitado no será  motivo para no ser productivo en la sociedad ya que a través de la ampliación de nuestros mercados, la creación de nuevos laboratorios y el desarrollo tecnológico de nuestra compañía pretendemos pretendemos extender nuestra mano de ayuda, mantniendo un servicio de calidad y excelencia, servicio que nos ha distinguido desde nuestros comienzos.

Valores

Los valores de Hi-Tech Prosthetic, consisten en la confianza, el respeto, profesionalismo, compromiso y la dignidad. Estos reflejan nuestra responsabilidad para lograr un nivel de excelencia en el cuidado de la salud de nuestros pacientes. Es la capacidad de dar un trato personalizado al cliente desde el respeto, la empatía, la educación y la adaptación a las circunstancias personales de cada paciente.

Es la capacidad para desarrollar el trabajo encomendado, con el deseo de ampliar conocimientos y el orgullo por la profesión desempeñada. Siempre estar en búsqueda del beneficio del paciente, siendo eficiente en el uso de los recursos, sin escatimar los medios necesarios, pero sin incurrir en despilfarros. Siempre asumir las tareas encomendadas y los objetivos marcados, en el cumplimiento de las normas. Generar ideas y la voluntad de adaptarse a las nuevas circunstancias, desde el trabajo en equipo, compartiendo objetivos y conocimientos.